•  02-207-0362
  •        info@emprosal.com

Blog

Sal Industrial Sal en grano Sal Marina

Aproximadamente, el 60% de la producción mundial de sal se dedica a aplicaciones industriales, principalmente, en la elaboración de carbonato sódico sintético (Na2CO3) y álcalis de cloro empleado en la industria química. El consumo humano representa tan sólo el 25%.

Además de utilizarse en la alimentación, la sal, se emplea en otros campos distintos. La demanda mundial de sal para este tipo de procesos ha ido creciendo desde la revolución industrial, en algunos casos el uso de la sal para generar cloro ha decrecido debido a los temores de generación de dioxinas como subproductos. Se utiliza sal en la preparación de aguas salobres de pecera. También existen ramas de la agricultura que se dedican a medir la biosalinitat (sal existente en los terrenos de cultivo).

En cuanto a la ganadería, la sal se utiliza para suplir la falta de cloro y sodio en la alimentación de los bóvidos y óvidos, que lamen sal en bloques que se ponen a lo largo de los prados. Se les puede suministrar también mezclada con otros minerales.
Otro de los usos más comunes es la aplicación en las carreteras, calles y pavimentos para fundir la nieve y evitar la formación de hielo, en los lugares de clima frío. En la época de las heladoras antiguas, se empleaba la sal como aislante de las condiciones refrigerantes necesarias para hacer comestible el helado durante el mayor tiempo posible.

También se emplea en ocasiones como quitamanchas para quitar ciertas manchas de los vestidos, para limpiar la cubertería de cobre, para mantener las brasas de un fuego, en los recipientes quita los olores, restaura esponjas al ser bañadas en salmueras, etc. En la antigüedad, llegó a ser habitual, emplear la sal en combinación con otras sustancias como una pasta de dientes, lo que actualmente sigue sucediendo con algunas marcas que comercializan dentífricos elaborados sobre una base de ingredientes naturales.

Otra de las aplicaciones es su uso como descalcificador, sirve para suavizar el agua y evitar así las incrustaciones de sales minerales en las tuberías y depósitos de agua potable. También en la industria de elaboración de papel así como en la de cuero (en los procesos de curtiembre). En la industria de elaboración de jabones y detergentes. Como hemos mencionado anteriormente, en la industria ganadera, aplicada a la alimentación de ciertas especies. A veces, en la elaboración de salmueras anticongelantes. La sal se utiliza desde el años 1980 en el sistema ecológico de cloración salina del agua por electrólisis, permitiendo desinfectar y mantener la limpieza del agua de las piscinas sin añadir cloro. En decoración de interiores, hay luces elaboradas con sal.

En los años veinte, la compañía estadounidense americada Diamond Crystal Salt Company de Michigan, publicó un folleto en el que describía casi cien posibles aplicaciones de la sal.

La sal es una fuente de cloro que proporciona a la industria química este elemento en grandes cantidades, un ejemplo es su empleo en la elaboración del plástico denominado: PVC (Policloruro de Vinilo). Se utiliza también como aditivo en la formación de ciertas cerámicas. La industria química emplea la sal en la elaboración de otras sales derivadas como puede ser el hipoclorito cálcico (Ca (ClO) 2), el dióxido de cloro (ClO2), o el clorato sódico (NaClO4 · H20). Resulta evidente que la sal es uno de los compuestos más utilizados en la obtención de cloro gaseoso y sodio metálico. En la industria farmacéutica se utiliza en la elaboración de infusiones, drogas y sueros clínicos. Es frecuente emplearla en la electrólisis, en los denominados puentes de sal. La industria textil le da un uso como mordiente (sustancia para fijar los colores). En los SPA y balnearios, se utiliza disuelta en los baños (sales de baño). También se emplea para hacer baños de pies caseros, ya que la sal es la encargada de que se desprendan las sanguijuelas adheridas.

Leave a reply